Traduce la página

martes, 19 de enero de 2016

Tejiendo con agujas y ganchillo

     Cambio de tercio...Así soy yo. Experimentando. Esta vez con las agujas, como antes se hacían las ropas. Nada de ir a la tienda de turno y comprar, no.

     En mi mente aún tengo el recuerdo de ver a mi madre por las tardes haciendo punto mientras escuchaba "Elena Francis" por la radio... Pero no nos pongamos nostálgicos.

     He hecho dos gorros con agujas y dos conjuntos de gorro y patucos con ganchillo. Y estoy muy satisfecha con el resultado...






     Para los gorros utilicé lana muy gruesa (me gusta mucho) y agujas del 9.



     Deciros que lo único que se de tejer con agujas es el punto bobo o del derecho y el punto del revés. Y esos son los que utilicé para estos gorros (dos puntos del derecho y dos del revés).

     Para ello me basé en los vídeos de You Tube sobre cómo hacer un gorro de lana. Hay muchísimos tutoriales y muy bien explicados. Yo veo muchos y luego hago lo que me parece a mi, no los sigo al pie de la letra. Y bueno, tampoco me quedaron nada mal...

     Unos pompones...A uno de ellos en dos tonos pues serían las orejas y luego le añadí unos ojos hechos de fieltro pegado con cola caliente.

      ¡Y listo!




     Ahora tocaba mi segundo trabajo de experimentación. Este sería para Manex y Lander, mellizos recién nacidos.

     Aquí me documenté algo más. He aprendido unos cuantos puntos de ganchillo de tantos vídeos que he visto. Que son los que he utilizado:
- punto cadeneta
- medio punto
- punto deslizado
- punto media vareta
- punto vareta

Y los he usado todos, incluso he aprendido a reducir puntos... Es que esto de Internet es como tener un experto en casa a tu disposición en el tema que quieras.

     Utilicé lana de grosor medio y el ganchillo del 4...


     Y con todo lo que vi y aprendí hice el conjunto como a mi me pareció, jeje. Nada de seguir pautas marcadas, todo lo hice siguiendo mi lógica y mi instinto. Y, bueno, yo diría que están muy chulos.


     Bueno, con este post no ayudo mucho en cómo hacerlos, pero hay muchos tutoriales y muy buenos para aprender, o por lo menos intentarlo. Y os animo a hacerlo. Aunque no quede perfecto, sólo la satisfacción de haberlo hecho tú merece la pena.

¡Hasta pronto!