Traduce la página

jueves, 19 de noviembre de 2015

Decorando con spray

     Me gustan las experiencias nuevas, salsear, los retos... y descubrir nuevas posibilidades con elementos, técnicas o productos que no había probado anteriormente.

     Este es uno de esos casos, en el que opté por probar la pintura en aerosol o spray. La que he utilizado para mis dos trabajos. Se trata de esmalte acrílico. Me gusta la pintura acrílica mucho más que la sintética. Es mucho más limpia para trabajar (y además menos contaminante).

   El reto era transformar un estropeado banco y convertirlo en un asiento juvenil y actual que iría conjuntado con un cartel para la habitación de una niña.




     Lo primero fue hacerme con las pinturas. Los colores elegidos fueron: blanco, gris y plata efecto cromo( brillante) de la casa NOVASOL SPRAY



     Posterior hice las plantillas a partir de unos dibujos que me gustaron, las modifiqué un poco y luego las adapté al nombre que necesitaba. Las pasé a papel y de ahí a láminas de plástico, las cuales recorté con un cúter.

     Una vez hechas las plantillas, había que probarlas para ver el resultado, que quedó perfecto.



     Comencé por el trabajo que me pareció más sencillo. El cartel para la habitación.

     Los materiales que utilicé para ello fueron los que se ven en la imagen. Fáciles de conseguir, si no los tienes por casa, que era mi caso (una que lo guarda todo por si acaso...).


     Primero lijé las dos varillas de madera que tenían capas y capas de pintura...

     Y las pinté en gris.

     Cortada la plancha de cartón piedra a la medida deseada la pinté en blanco.


     El trabajo fácil estaba hecho, ahora tocaba probar y acertar con el resultado de las plantillas.

     Había un pequeño problemilla con las plantillas y era que el spray se cuela por todos los huecos que encuentra. ¿Cómo lo podría solucionar?...¡Aja! ¡Con cola de barra!. La del cole. Adhiere, tarda en secar y además el spray al ser esmalte, podría limpiar los restos con un trapo húmedo... Solución perfecta, se la daría en todo el contorno para que la plantilla quedara bien definida.

     Primero hice el dibujo con el gris.


     Luego las letras con el mismo color. Eso si todo bien tapado para que no se filtrase el spray al resto.

   Así quedó.


     Quería ponerle al mono el sombrero y el cuerpo en gris Cromo Brillante para darle un toque, así que para ello utilicé la plantilla otra vez pero esta vez con la cara tapada con un papel.

      Sólo quedaría a la vista el sombrero y el cuerpo.



     Ahora le daría el spray gris Cromo Brillante...



     Las varillas, a modo de marco, y la cuerda, para colgarlo, las pegaría con cola caliente...



                                                         •●•●•●•●•●•●•●•●•


     Acabado,  pasaríamos al siguiente trabajo, algo más voluminoso pero sencillo.

     Tenía los materiales listos así que me puse manos a la obra enseguida...



     Lo primero fue lijar muy bien el banco. Más que para quitarle el barniz era para quitar las marcas de golpes que tenía y dejarlo lo más liso posible.

     Tras el lijado, tocaba pintar. Para ello elegí el blanco...

     Le di bastante en varias veces y poco a poco para que no se formaran ronchas o gotas. Seca muy rápido así que las capas las di bastante seguidas. En una tarde ya lo tenía...





     Ahora pasaríamos a decorarlo.

     Primero protegerlo bien para que el spray no pasara a las zonas que no interesaban. Presentar las plantillas y darle con el gris...



     Esta vez a la imagen del mono no le di con la pintura Cromo Brillante, ya que sería una zona de mucho uso y roce, y esta pintura en particular, por sus características, con el roce pierde el brillo. Así que en vez de darla en el dibujo le hice un detalle en cada una de las patas.

     Eso si volviendo a proteger todo bien para no manchar el resto...



 Aquí el detalle...





     Y ya di por terminado el conjunto... ¿Qué te parece el resultado?





     Como conclusión, decir que me ha gustado esta nueva experiencia. 

     Un gran punto a su favor de este tipo de pintura es el acabado (perfecto), el rapidísimo secado y que es resistente.

     Su lado negativo, que hay que tener un sitio donde poder hacerlo ya que te arriesgas a encontrarte puntitos por todas partes. Y a poder ser, ventilado.  

    La pintura Cromo Brillante, me gusta, pero es una lástima que sea tan delicada debido a que está indicada para objetos decorativos. Si fuera tan resistente como las otras sería perfecta.

     Seguro que repetiré la experiencia, de hecho mi hijo ya me ha pedido que le haga un cartel para él...


     Hasta pronto.