Traduce la página

viernes, 13 de marzo de 2015

Cuelga llaves con transferencia

     Seguimos creando utilizando la técnica del transfer, o al menos la que utilizo yo.

     Esta vez me he decantado por un cuelga llaves. La imagen que he usado me lo inspiraría, me enamoró desde el momento en que la vi.




     ¿Y cómo lo hice? Os preguntareis. Pues tampoco tiene mucho misterio ni dificultad.

     A un listón de un palé cortado a la medida que quería le marqué, en la zona donde colocaría las llaves, las vetas con unas gubias.

     El colgador lo hice con una rama que encontré en la playa. Las corté a la medida que me gustaba y las lijé. Para colocarlas, taladré la madera con una broca de la medida de la rama y las fijé con cola.


     Para transferir la imagen utilicé mi técnica. Tras dejarla secar, la imagen quedó muy bien.


     Alrededor de la imagen también le gasté un poquito con las gubias.


     Los bordes del cuelga llaves, previamente barnizado, los forré con cuerda de cáñamo pegada con pistola de cola caliente.




     Finalmente, le hice un detalle con la misma cuerda que utilicé para los bordes. Con ella escribí "kaixo" que significa "hola" en euskera.

     Para ello utilicé unos alfileres y una base donde poder pinchar para sujetar la cuerda formando las letras, y una vez formada la palabra le di cola blanca para fijarla.

     Luego la oscurecí con un toque de betún de judea y la uní al cuelga llaves con la pistola de cola caliente.




El resultado



¿No os parece simpático? A mi me gusta mucho.

Hasta pronto.