Traduce la página

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Haciendo cosas con trapillo

     Llevo un tiempo sin escribir nada, y alguna persona que otra me lo ha comentado.

     Y así es, y se agradece que te echen en falta pero entre la falta de tiempo ultimamente y las vacaciones la verdad es que he tenido el blog un poco abandonado.

     Pero bueno, ya hemos vuelto y esperemos que la creatividad siga adelante.

     De momento sigo sin mucho tiempo para dedicarme a lo que más me gusta, crear. Hasta Octubre no me libraré, pero he sacado un hueco para poder preparar este post.

     Espero os guste.

     En estas vacaciones, además de descansar, también me he dedicado un poquito a descubrir otro campo. Nada que ver con lo que he hecho hasta ahora.

     Es el mundo del trapillo, y la verdad es relajante, no manchas, no molestas a los de alrededor con ruidos molestos... y se hacen cosas muy muy chulas. No hay más que poner en Internet la palabra trapillo y aparece todo un abanico de posibilidades.






     Ya tenía yo en casa algunos rollos de trapillo que había comprado. Pero no sabía ni que tenían ese nombre cuando lo hice, lo supe posteriormente. Me hice con un ganchillo y unas agujas de tejer que tenia en casa y comencé a experimentar...

     De primeras se me ocurrió probar a hacerme un bikini para las vacaciones ( solo la parte de arriba ya que la de abajo ya tenía). Me compré un rollo en el color que me apetecía hacerlo y comencé.


     No tenía ni idea de cómo hacer los puntos asi que me metí en you tube  y busqué "cómo hacer crochet o ganchillo". Videos y más vídeos sobre los miles de tipos de puntos. Bueno miles tal vez no pero muchos si. Yo solo me quedé con un tipo ( el de vareta y doble vareta) que fue el que me gustó y el resto salió de mi imaginación y utilizando la lógica.


     Seguro que quien sepa bien de estas cosas y vea lo que he hecho verá muchísimos fallos, pero para ser mi primera vez y sin conocimiento estoy contenta.

     A una sobrina le gustó, no se creía que lo hubiera hecho yo (todo un alago) y le dije si quería que le hiciera uno, su respuesta fue mejor...¡si claro, qué bien! Y a ello me puse...
Elegí un tono que le pudiera gustar junto con unos abalorios para decorarlo y así fue como me quedó...




     Mi hija me ha pedido otro para ella...ya se lo haré. De momento a ella le he hecho una funda para la flauta que necesita para la escuela. Ya que teníamos flauta pero no funda.

     Pero esta vez utilicé las agujas de tejer. Y quedó muy contenta con el resultado. Al día siguiente cuando volvió de la escuela me dijo: jaja ¡que bien nadie tiene una funda como la mía!.

      Solo por eso merece la pena...





     Ahora me he animado a hacer unas fundas para unos cojines, y estoy en ello. En cuanto las acabe os las enseñaré.


     ¡Hasta pronto!


     Muchas gracias por tu visita.