Traduce la página

miércoles, 2 de abril de 2014

Cuadro de Guayasamin hecho con semillas pegadas una a una




     Os presento una de las obras de las que más orgullosa me siento. Más que nada por la paciencia y dedicación que supuso para mi.

     Dediqué un año en hacerla. Fue un trabajo laborioso, ya que me dediqué a pegar una a una cada una de las semillas con un palillo humedecido en cola para colocar las semillas con precisión.





     Y diréis, ¡pero que manera de complicarse la vida!. Pues sí, pero si quería lograr un efecto ordenado de disposición de las semillas debía hacerlo así. De otra forma habría quedado más desordenado, o sucio, visualmente.

     Así lo hice.

     Sobre una tabla de okume calqué el dibujo que previamente hice sobre un papel (siempre prefiero hacer el dibujo aparte para asegurar el resultado).

     Posterior vino el momento de pegar, pegar, pegar y pegar. Con orden y cuidado. Dando forma, color y sombra al dibujo.

     Una vez hube terminado de pegar, que fácil se dice, le di un baño de cola suplementario para asentar y asegurar cada una de las semillas.

     Con pintura acrílica di color al fondo y en los bordes de la tabla de okume pegué tela de saco a modo de marco.

     Y el resultado fue...


¡ESTA OBRA DE ARTE!




Detalle de la colocación ordenada de las semillas (alpiste para periquitos).

Ahora es la imagen de Las cosas de Bego.


Espero os haya gustado. Si queréis que os haga uno... beobglec@gmail.com