Traduce la página

jueves, 3 de julio de 2014

Lámpara atardecer con nubes

     El origen de esta lámpara está en Internet, ese gran aliado. La vi y fue querer hacerla, y qué mejor oportunidad para ello que hacerla para regalársela a una prima que acaba de tener un niño.


     Esa fue la excusa, y así fue como la hice...

     La lámpara en sí son un conjunto de nubes, detrás de la principal está el Sol (la bombilla) y la luz que emite simula un atardecer. Más o menos esa era mi intención.





     Para ello me hice con una caja de fruta y la desmonté. Además, para darle textura a las nubes utilicé una alfombra hecha con hilos.

     En unos folios dibujé las plantillas para dar forma a las nubes.



     Recorté las nubes y las marqué tanto el la alfombra como en las maderas.



     Cortar las nubes en la madera fue sencillo, simplemente utilicé una sierra de marquetería para ello.

     Lo complicado fue cortar la alfombra, ya que si le pasaba la tijera se desharía la alfombra y adiós nube. Así que opté por rematar todo lo que sería el borde de cada nube con la máquina de coser, con la opción en zig-zag para que quedara más resistente. ¡Menudo trabajo!. Pero una vez terminado las corté y quedaron como quería.



     Luego hice los soportes y la lámpara.

     Para los soportes de las nubes más pequeñas utilicé un alambre. Hice un orificio a cada trozo de madera y pasé las dos puntas por el orificio. Las doblé y fijé con cola. El otro extremo lo doblé en forma de L.


     Los soportes de las nubes medianas que van alrededor los hice con unas hembrillas y unos tubillones cortados por la mitad, pegados estos a la madera (los tubillones son para que la nube quede vertical, de lo contrario se apoyaría en la pared y el efecto visual no sería el mismo.



     Para la nube principal utilicé una varilla roscada, unas tuercas y una regleta de las que se usan para esconder los cables. El portalámparas era uno que tenía en casa que se adaptaba perfectamente a esta lámpara.



     Pinté las maderas en blanco, pegué las nubes de hilo a las maderas con cola de contacto y le puse una bombilla de bajo consumo (ya que estas no se calientan tanto como las normales y además de ahorrar dan más luz pues el casquillo sólo admite máximo 15w).

     Y el resultado fue...




     Para la foto final la puse en un cartón así que no luce tanto, pero cuando la pongan en la pared le sacaré una foto en condiciones.

     Ideal para ambientar una habitación infantil, muy económica, acogedora y de poco consumo.

¡Que más se puede pedir!





¡Gracias por tu visita!