Traduce la página

martes, 11 de febrero de 2014

Composición Caperucita, el lobo y un corderito





     En esta ocasión, os presento una nueva versión del cuento de Caperucita.

     Así como en el cuento original , el lobo quería comerse a Caperucita, aquí el objetivo es el cordero. Pobrecito él.

     Caperucita se encuentra entre los dos, sino se liaría una buena. El lobo ve que le han pillado las intenciones que tiene e intenta disimular, muy mal por cierto.

     El cordero da gracias a que esté Caperucita sino duraría un suspiro. Y Caperucita mira al lobo como pensando "¿ y este que querrá ahora?. Yo creo que en el fondo, Caperucita no es muy consciente de que le ha chafado, sin darse cuenta, el plan al lobo.

      Esta composición está realizada con pintura acrílica.
 
     Sobre una base en azul calqué los dibujos que previamente hice en papel.

     Una vez pintados se me ocurrió ponerles un detalle en relieve que le diera cierta gracia y originalidad.

     Así, los ojos del lobo, el cesto de Caperucita y el cencerro del cordero están en relieve.

     Los realicé con pasta de papel, y tras secarse, los pinté y barnicé, para luego pegarlos en los cuadros.

     Y el resultado fue...



   
     En las siguientes fotos se puede apreciar el relieve en cada cuadro...


                         
 






     Finalmente quedó un conjunto muy simpático.


lunes, 10 de febrero de 2014

Macetas decoradas a tu gusto



     Cuando vas a una tienda de plantas buscando una maceta para esa planta que tienes tan bonita, pero que desluce por el tiesto de plástico negro que tiene desde que la compraste, te encuentras con todo un mundo de colores y formas. Y te gustan muchas.

      ¡Ay! que bien quedaría con esta, que va muy bien con el color de la habitación... la coges, la miras, encantad@ y cuando ves el precio... ¡horror, vaya precio! La dejas en su sitio bien puestita, mientras piensas que a lo mejor no quedaría tan bien.

     Entonces, la otra opción es ir a la zona de macetas sin pintar, naturales. Son bastante más económicas y suele haber gran variedad. Te dan la opción de decorarlas a tu gusto, y eso es lo que hice la última vez.

     Compré estas macetas para poner unos cactus encima de un mueble.



     Les di tres baños de esmalte blanco al agua. Cuando se secaron, con un trapo manchado en betún de judea los froté (con cuidado de no mancharlos demasiado).

     Luego alrededor le dibujé, con un pincel y el betún, una linea que difuminé antes de que se secara.

      La disposición y decoración de los cactus fue obra de mi marido, un artista él.

     Y el resultado fue...





Contacto:  beobglec@gmail.com